sábado, 5 de marzo de 2022

Baja el paro, si bien la precariedad laboral sigue alta

 


El paro baja en 11.394 personas en febrero y las contrataciones indefinidas se disparan hasta su nivel más alto en la serie histórica.

En el segundo mes del año se contabilizaron 3.111.684 desempleados y se firmaron 316.841 acuerdos laborales indefinidos. Los contratos temporales pierden peso por tercer mes consecutivo.

Superar la tradicional (e incuestionable) cuesta de enero es un reto mayúsculo para las familias con menores rentas. El comienzo del año exige sacrificios, sobre todo porque el mercado de trabajo se resiente tras el final de campaña navideña y sube el paro. Sin embargo, febrero es un mes algo más favorable para el empleo, y el de este 2022 lo ha sido especialmente: el número de desempleados bajó en 11.394 personas hasta situarse en los 3.111.684 parados, registrando la caída más pronunciada para este periodo desde 2015. Esta merma, además, ha venido acompañada por una mejora en la calidad de los contratos firmados: de los 1.444.057 acuerdos laborales, 316.841 fueron de carácter indefinido, representando al 22% del total. Es el porcentaje más elevado de una serie histórica que arrancó hace 25 años, y el registro más alto de la historia dentro la estadística de contratación, que se remonta a 1987. Los temporales (1.127.216), que suponen el 78% del total, suman ya tres meses de caídas porcentuales consecutivas (la última del 16,97%). La entrada en vigor de la reforma laboral a comienzos de año, que sitúa la contratación fija en el centro de las relaciones profesionales, se esconde detrás de este auge sin precedentes.

Las afiliaciones también han crecido con respecto al mes de enero. La Seguridad Social contabilizó 19.694.272 afiliados en febrero, lo que representa 67.111 más que en el mes anterior, y cerca de un millón más que hace un año (+844.160). Para completar este póquer de rebajas estadísticas, el número de trabajadores bajo un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por la covid también se rebajó hasta los 101.736 (-3.307).

Sin embargo, dentro de este grupo de afectados por ERTE siguen siendo mayoría aquellos que se desempeñan en el sector de las agencias de viajes, que representan el 28% del total. Además, la mayoría de los trabajadores se encuentran en una suspensión total (52.137), aunque de entre todos los afectados de febrero, hay 73.589 con derecho a exoneraciones por formación. Hace una semana el Gobierno acordó ampliar un mes más, hasta el 31 de marzo, la posibilidad de que las empresas sigan acogidas a los ERTE por covid, antes de que entre en vigor el Mecanismo RED de Flexibilidad y Estabilización del Empleo que contempla la reforma laboral.

Para que el mercado laboral repunte es necesario que no se pierdan puestos de trabajo, que se incorporen más trabajadores, y que, para que estos efectos no resulten gaseosos (que no desaparezcan a las pocas semanas) obtengan cierta estabilidad contractual. Es por ello que el aumento de la contratación indefinida es un estímulo más para la recuperación. Según los datos facilitados este miércoles por los Ministerios de Trabajo y Seguridad Social, la mayoría de las personas que firmaron un contrato indefinido, lo hicieron, mayoritariamente, para cubrir una jornada completa (173.960); mientras que los 142.881 restantes firmaron una relación laboral a tiempo parcial. Del mismo modo, la reducción de aquellos contratos de un día de duración (lo de peor calidad) también se desplomaron considerablemente: bajaron diez puntos en enero de 2022 (último mes disponible) con respecto a la media acumulada en el periodo comprendido entre 2017 y 2020 (39,4%).

Fuente: El País

Si bien siguen los datos son positivos en cuanto a reducción del paro y creación de empleo, la precariedad laboral sigue alta.

La tasa de paro de la eurozona en el pasado enero fue del 6,8% lo que es un buen dato, pero España sigue siendo el segundo con más desempleo con un 12,7%, el primero Grecia con un 13,3%, después esta Italia con un 8,8%. Las mejores cifras las tiene República Checa (2,2%), Polonia (2,8%) y Alemania y Malta (ambos con 3,1%).

Sobre los Ertes y según datos de la Moncloa en el pasado mes de enero, aún había 105.043 trabajadores en dicha situación. Por otro lado, los contratos indefinidos en febrero fueron solo el 22% del total, asimismo la contratación a tiempo parcial sigue alta ya que según datos de la Encuesta de Población Activa, de los 238.672 contratos indefinidos firmados en enero, solo 96.530 de los denominados indefinidos iniciales por el SEPE, fueron a jornada completa (lo que es el 40% del total).

Cabe señalar además que son los jóvenes y los mayores de 45 años, especialmente los mayores de 55 son lo que sufren una mayor inestabilidad laboral (índices de paro altos), junto con bajos salarios y dificultades de acceso a la vivienda.

La subida del salario mínimo a 1000 euros nos parece una buena medida, siempre se mantenga la contratación indefinida y a jornada completa.

Desde Codema45 confiamos en que como señalan los sindicatos, la reforma laboral sirva para atajar la precariedad e impulsar el empleo digno y de calidad (contratación indefinida y a jornada completa, salario que permitan vivir dignamente, etc.).

María Hilda López Pérez

Presidenta de Codema45



Quienes somos:

CODEMA 45, somos un colectivo de asociaciones de personas desempleadas Mayores de 45 años. Contactar: Presidencia Telefono 619 242 071 C/Biscaia, 402- local, Barcelona 08027, metro linea 1, parada Navas Email: codema45@gmail.com

Estatutos

También en Facebook

Traductor

Archivo

Con la tecnología de Blogger.