domingo, 12 de enero de 2020

El subsidio para mayores de 52 años


Las personas mayores de 52 años, que hayan agotado la prestación o el subsidio por desempleo, y cumpla los siguientes requisitos pueden solicitar el subsidio por desempleo de mayor de 52 años.

- Estar en situación legal de desempleo y no tener derecho a prestación contributiva por desempleo por no cotizado el período mínimo para acceder al derecho.

- Acreditar todas las condiciones de acceso a la jubilación salvo la edad (lo que implica haber cotizado al menos 15 años y por lo menos 2 años en el intervalo de los 15 años previos a solicitar la ayuda). También se tendrá que haber cotizado un periodo mínimo de 6 años por la contingencia de desempleo.

- Ser emigrante retornado sin derecho a prestación contributiva de desempleo.

- Ser liberado de prisión en las mismas condiciones.

- Haber sido declarado plenamente capaz o incapaz parcial por expediente de revisión por mejoría de situación de Incapacidad Permanente Total, Absoluta o Gran Invalidez.

- La cuantía no cambia, ascendiendo al 80% del IPREM, es decir, 430 euros mensuales. 

- Sin embargo, la principal novedad en este aspecto es que todos los beneficiarios la cobrarán íntegra, mientras que con la ayuda previa, quienes accedían a la misma desde un cese de un trabajo a tiempo parcial, percibían la cuantía proporcional a la jornada realizada.

- La ayuda podrá percibirse hasta la edad ordinaria de jubilación si es que el beneficiario de la misma no encuentra un trabajo (se seguirá exigiendo el compromiso de actividad). La ayuda previa se extinguía cuando el beneficiario alcanzase los requisitos para acceder a la jubilación en cualquiera de sus modalidades, ordinaria o anticipada.

- Este subsidio es el único que cotiza para la jubilación, por el 125% base mínima Regimen General de la Seguridad Social

- Las cotizaciones efectuadas tendrán efecto para el cálculo de la base reguladora de la pensión de jubilación y porcentaje aplicable a aquella en cualquiera de sus modalidades, así como para completar el tiempo necesario para el acceso a la jubilación anticipada.

- Se sigue manteniendo el mismo límite de rentas, fijado en el 75% del SMI. Es decir, el beneficiario de la nueva ayuda para mayores de 52 años deberá acreditar que sus rentas mensuales no exceden los 675 euros mensuales.  

lunes, 23 de diciembre de 2019

Codema45, desea feliz Navidad y un 2020 sin discriminación laboral por edad






CODEMA 45 DESEA UNA FELIZ NAVIDAD, A LA VEZ QUE VA A TRABAJAR PARA QUE EN 2020 SE VALORE MAS LA EXPERIENCIA Y EL TALENTO EN EL MUNDO LABORAL!!!

El talento sénior en España está cada vez menos aprovechado y la mayoría de las empresas del IBEX 35 se olvidan de su importancia. Esta es una de las conclusiones que se han extraído del evento organizado por la Fundación Selectiva en Deusto Business School para hablar sobre Edadismo, la discriminación por edad en el mercado laboral. 

Fuente: Jornada 'Edadismo, la discriminación por edad en el mercado laboral', organizada por la Fundación Selectiva en Deusto Business School. Para más información clicar aquí
sábado, 23 de noviembre de 2019

Claves para combatir la discriminación laboral por edad



El informe de Adecco #TuEdadEsUnTesoro , revela los principales obstáculos de las personas desempleadas mayores de 55 años para encontrar trabajo, en la que un 70% suma más de un año en paro frente al 50% general. Para elaborar el análisis se realizó una encuesta, confidencial y anónima, a 800 profesionales de Recursos Humanos, completada por la EPA y centrándose en la detección de sesgos inconscientes y actitudes discriminatorias.

Las propias ofertas de empleo son un fiel reflejo de este fenómeno de desigualdad, ya que una cuarta parte de las mismas incluye la edad como criterio, mientras que únicamente un 2% están dirigidas a los trabajadores senior. Es evidente por tanto, que muchos de estos procesos realizan evaluaciones en base a datos sociodemográficos y no a criterios cualitativos o exigencias profesionales.

Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco ha calificado como alarmante que siga incluyéndose el factor edad en las ofertas de trabajo, no solamente por la discriminación que conlleva, sino por una cuestión de competitividad. “Evaluar los currículos por competencias, olvidando cualquier etiqueta, puede resultar más complejo de entrada, pero mucho más efectivo en el largo plazo”, afirma el experto.

La fundación Adecco, ha presentado propuestas para evitar este sesgo en los procesos de selección de empleo. Su aplicación permitirá promover la diversidad y el intercambio intergeneracional como factores indiscutibles de productividad, así como la captación de toda clase de talento y la eliminación de barreras y prejuicios.

5 claves para evitar prejuicios y discriminación en los procesos de selección:

Currículum ciego: La propuesta se basa en borrar de este documento todo dato vinculante para intentar erradicar la discriminación laboral de género, etnia o apariencia. Por ello, no se incluyen en él las referencias personales como nombre y apellidos, género, edad, nacionalidad, religión, etnia, apariencia física o fotografías.

Implementación de un sistema de entrevista cerrado: Basado en preguntas estandarizadas. El fin de este modelo es que la persona reclutadora no se deje guiar de forma consciente o inconsciente por sus propios prejuicios y caiga en preguntas desafortunadas o valoraciones ajenas al perfil profesional, competencias, talento y habilidades del candidato. Cada perfil debe contar con su propia guía de preguntas, exclusivamente focalizadas en el desempeño laboral para no incurrir en sesgos discriminatorios.

Formación en diversidad para los Departamentos de Recursos Humanos: Es importante subrayar que el papel de los reclutadores no es simplemente contratar y gestionar las relaciones laborales, sino impulsar una cultura corporativa sana y diversa, comprometida con la riqueza de perfiles. Para renovar la mentalidad debe existir formación específica que borre prejuicios y vicios adquiridos en los procesos de selección, como dar importancia negativa a la edad del candidato.

#TalentoSinEtiquetas: Es fundamental que la contratación se rija por los valores, conocimientos, actitudes y experiencias de los aspirantes, radiografiando previamente cuáles son los que precisa la empresa, tanto a nivel de personalidad como de competencias profesionales. Una medida sería contar con un sistema de puntuación, que evalúe a los candidatos en estos ítems y no en base a datos sociodemográficos, que no pueden aludir a su valía ni a su capacidad.

Impulso del intercambio generacional: Para eliminar las reticencias de los empleados, mayoritariamente jóvenes, ante la presencia de un trabajador mayor de 55 años desde Adecco recomiendan incentivar el desarrollo de proyectos cooperativos entre jóvenes y senior, aprovechando los puntos fuertes de cada generación y generando sinergias positivas.

Fuente: Ticbeat

lunes, 16 de septiembre de 2019

Las gestión de la edad en la empresa: Un reto y una oportunidad


El informe Working Better with age de la OCDE “Trabajar mejor con la edad”, señala que el empleo de personas de determinada edad es vital para mantener la prosperidad. La edad promedio de las personas subirá de los actuales 40 a 45 años hacia mediados de la década de 2050. Si sigue la actual tendencia, ese año habrá 58 personas jubiladas cada 100 activas. Actualmente esa relación es de 41 pasivos cada 100 trabajadores.

Gracias a los avances científicos, al alto nivel de la sanidad pública y al desarrollo de las políticas sociales, se vive más tiempo y en mejores condiciones de vida, la población envejece; en los últimos 100 años la esperanza de vida ha aumentado 30 años, especialmente en los países emergentes a causa de su desarrollo económico. En la actualidad, una de cada nueve personas al mundo tiene 60 años o más. En España hay casi el doble de personas de entre 45 y 69 años (14,4 millones) que menores de 20 años (8,2 millones), y casi un millón y medio más que personas de entre 20 y 44 años, según datos recogidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Actualmente la esperanza de vida en España, es de hasta los 86,65 años para mujeres, y de hasta los 82,68 años para hombres, en el 2051 podría ser de 92,3 años para mujeres, y de 89 años para hombres, casi cinco y seis años más que en la actualidad, respectivamente. En 2030, el 30% de la población activa tendrá entre 55 y 64 años.

Hoy, a los 60 años, se tiene la salud que se tenía antes a los 40 y 45, señala Iñaki Ortega, de Deusto Business School, coautor (con Antonio Huertas, presidente de Mapfre) del libro La revolución de las canas. Las cifras que nos da el Monitor Global de Emprendimientos nos cuentan que hay más emprendedores de más de 55 años que de menos de 30", señala Iñaki Ortega. 

No obstante las personas mayores de 45 años han sufrido mucho por la crisis, muchas de  ellas perdieron su empleo. En 2004, España apenas tenía 500.000 personas desempleadas de esta edad, ahora son más de 1,2 millones. Hace quince años, ese colectivo suponía el 20% del total de desempleados; ahora, el 38,8%, según la última Encuesta de Población Activa (EPA). A causa de la grave situación económica la tendencia común en las empresas fue adaptar su estructura de recursos humanos recurriendo a modelos de jubilación anticipada. Así cerca del 30% de las personas trabajadoras de entre los 55 y los 64 años han dejado de trabajar (eurostat 2003).

Según un informe de Fundación Adecco, sobre el desempleo de las personas de más edad la ‘cronificación extrema del desempleo’ se ceba con el colectivo, especialmente en aquellas zonas donde el envejecimiento del conjunto de la población es más acusado. No es sólo cuestión de número, también de discriminación y estereotipos. Frente a posturas como valorar «la experiencia, la madurez, la templanza o la fidelidad», las empresas se retraen porque piensan que estas personas tienen conocimientos obsoletos, menos flexibilidad y capacidad de encajar en las plantillas jóvenes, y además creen que su absentismo será más elevado porque tendrán mayores problemas de salud.

Sobre el  bajo nivel educativo según cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE), más de la mitad de las personas mayores de 55 años (un 54,4% de los hombres y un 56,7% de las mujeres) no tienen la educación secundaria. "Esta población ha abandonado la escuela muy pronto", considera Florentino Felgueroso, de Fedea. El dato positivo es que un 32% tiene estudios técnicos, y que se trata de  una generación muy activa y muy  dispuesta a cambiar y, sobre todo, a aprender. Cuando se le pregunta cómo han cambiado los alumnos en los 20 años que lleva abierta la Universidad Francisco Ynduráin, en Aoiz (Navarra), su director académico, Salva Gutiérrez, es tajante: "No tienen nada que ver", declara. "Son jovencísimos a sus 60 años". Esto ha hecho que cada vez más mayores hayan decidido tomar un curso universitario especializado para ellos. 

Está muy claro que el colectivo de personas mayores de 45 años aporta mucho (experiencia adquirida, compromiso, sacrificio, trabajo duro, paciencia, honor, respeto a la ley y el orden, a las reglas, trabajo en equipo, adaptacion al cambio, etc.), por lo es necesario poner en marcha acciones para que las empresas valoren mas su contribución en el ámbito empresarial, que su edad. 

El aumento de la esperanza y de la calidad, es un triunfo para la humanidad, pero a la vez un desafío para su sociedad y su economía. Junto con el descenso de la natalidad (que parece acompañar inexorablemente al desarrollo económico), la población activa tiende a caer en todas las sociedades desarrolladas.

La  gestión del factor edad  en la empresa tiene que ser abordado con un enfoque positivo e integral. El futuro es ilusionante, hay muchas  oportunidades por delante y muchos sectores por repensar, se trata de un colectivo con alto nivel de experiencia y talento, responsabilidad, es necesario introducir el enfoque intergeneracional, colaborar intercambiar y crear el futuro juntos (jóvenes y mayores). Interesa más lo que se tiene en común y lo que se quiere conseguir. Hacen falta proyectos innovadores, mucha formación,  empoderamiento personal, etc., de manera que los retos de la longevidad sean oportunidades para personas y organizaciones.

Para Laura Rosillo, experta en recursos humanos de Cooldys y colaboradora de UOC Corporate, “Es urgente cambiar la mentalidad que asocia juventud a talento y madurez a deterioro”. Las empresas deben empezar a abordar la gestión de la edad o "Age management": cómo conjugar lo mejor de cada generación y conseguir que equipos compuestos por profesionales de diversas edades se complementen en lugar de competir entre sí. “Es urgente cambiar la mentalidad que asocia juventud a talento y madurez a deterioro". Las empresas deben empezar a abordar la gestión de la edad, cómo conjugar lo mejor de cada generación y conseguir que equipos compuestos por profesionales de diversas edades se complementen en lugar de competir entre sí.

Maria Hilda Lopez Perez
Junta Codema45
domingo, 18 de agosto de 2019

El paro en España, un problema sin solución?





Según Keynes y Beveridge, el desempleo de la sociedad industrial  moderna  donde  el  trabajo asalariado es la forma dominante y el salario es la base de la supervivencia material. La pérdida del trabajo supone la pérdida de las posibilidades de sustento. La falta de trabajo ha hecho necesario el desarrollo de formas de protección y más concretamente los subsidios para personas desempleadas (políticas pasivas de empleo). 

FranciscoJosé Maneiro, en su blog realiza un análisis las causas del desempleo en España. Hace una comparativa global de los países OCDE tomando como referencia las cuotas a la seguridad social del empresario, las semanas de salario de indemnización para un trabajador/a con antigüedad de 5 años, el nivel formativo inferior a secundaria y la proporción de empleados en el sector industrial, España como Grecia están en posiciones desfavorables. Analizando el coeficiente de correlación de cada una de las variables con la tasa de paro de cada país, se puede ver que sobre todo las cuotas de seguridad social que paga el empresario y el nivel formativo inferior a secundaria, tienen cierta correlación con la tasa de desempleo de cada país. También se puede observar que casi todos los países con altas cuotas de seguridad social pagadas por el empresario tienen baja o nula indemnización por despido, y viceversa. Grecia, España y República Checa serían la excepción. Asimismo Turquía y Portugal, que tienen una mayor población de población activa con titulación inferior a secundaria, tienen un peso mayor del sector industrial; lo que le permite absorber a la población con menor formación y por ello tienen una menor tasa de desempleo.

Otro tema aquí es la falta de inversionistas. Quizás una exención total de impuestos por un cierto tiempo a las nuevas empresas estimularía a la inversión, es necesario asimismo mejorar  la financiación a las empresas por parte de las entidades financieras y luchar contra el fraude fiscal.

No se puede finalizar el análisis sin hablar del desempleo de larga duración, por sus insostenibles consecuencias. Más de la mitad de las personas desempleadas inscritas en las oficinas de empleo son de larga duración. Cerca del 40% del total  del desempleo, algo más de 1,5 millones de personas, llevan más de dos años en paro”. En torno al 30% de este segmento y según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre del 2019, lo forman las personas de entre 50 y 65 años, el paro de este colectivo ha crecido con respecto a las cifras del trimestre anterior. Entre enero y marzo, el paro senior subió en casi 10.000 personas con respecto al trimestre anterior.

Gobierno, sindicatos y organizaciones empresariales,  se han puesto de acuerdo para adoptar medidas específicas para incrementar la empleabilidad, y de prevención para evitar que la pérdida del empleo, pero no han sido suficientes, ya que si bien los niveles de paro han bajado, la precariedad laboral es alta. Las malas condiciones laborales, los salarios bajos, la alta temporalidad en los contratos, el empleo forzoso a tiempo parcial, la economía sumergida, etc., dan como resultado que tener trabajo no es suficiente para cubrir las necesidades básicas. España dobla la media europea en tasas de precariedad, con un 4,7%, en un ranking donde  ocupa la tercera posición tras Croacia y Francia. Las horas extras sin pagar alcanzan las 2.986 y se ha producido un aumento de la temporalidad en los  contratos. En el contexto de Europa, España encabeza los contratos temporales  (26,8%) incluso por delante de Polonia (26,1 %), siendo la media de la  UE de 14,3%. Señala Elisabet Motellón, profesora de Economía de la Universitat Oberta de Catalunya. Quizás sea necesario mirar hacia Malta, Alemania, Islandia, República Checa, etc., países con las tasas de desempleo más bajas en la UE, hacer un análisis de sus políticas de empleo y ver cuales se pueden aplicar aquí.

Maria Hilda LOPEZ PEREZ
Presidenta Junta Codema45

Quienes somos:

CODEMA 45, somos el colectivo de asociaciones de personas desempleadas Mayores de 45 años.

Contactar:

Presidencia
Telefono 688322686

C/Biscaia, 402- local, Barcelona 08027, metro linea 1, parada
Navas

Email: codema45@gmail.com


También en Facebook

Traductor

Con la tecnología de Blogger.