lunes, 29 de septiembre de 2014

¿Se puede reducir el paro en España? El modelo aleman


Existe un concepto generalizado en considerar la tasa actual de desempleo como el problema más grave de la economía española. Analizando la evolución del mercado español en los últimos veinte años, es fácil concluir que un elevado número de los parados actuales no volverá a reinsertarse en el mercado laboral, salvo que cambien sensiblemente las condiciones actuales. 

Entre 1984 y 1997, la población activa se incrementó en 2,7 millones de personas, mientras que la población ocupada (con trabajo) aumentó en 2 millones. En la década siguiente coincidiendo con el Boom inmobiliario, la población ocupada creció a más de 7 millones de trabajadores, hasta superar la cifra de 20,5 millones de personas ocupadas. En ese mismo periodo, la población activa alcanzo 22,3 millones, 5,6 millones más que en 1997. Este aumento se explica por la llegada máxima de emigrantes, muchos de los cuales acabaron en el sector construcción, que incrementó su nomina directa en más de dos millones de personas.

Una vez pinchada la burbuja inmobiliaria, primero cae el sector de la construcción y después los demás sectores de actividad. La población ocupada es de 16,8 millones, lo que es 3,8 millones de ocupados menos que en el pico del 2007, mientras la población activa aumenta hasta los 22,7 millones.

El menor número de parados en el cenit del crecimiento económico fue de 1,8 millones de personas, frente a los 5.662.900 millones actuales  (segundo trimestre del 2014 según datos de la EPA, la tasa de paro es de el 24,47%). El número de ocupados de nuestra economía fue de 20,5 millones, incluyendo al menos de dos millones de trabajadores director del sector de la construcción que se incorporaron durante los años de la burbuja, y que ahora difícilmente la economía española será capaz de generar. Es ingenuo plantear que sin reformas estructurales la situación del mercado laboral revertirá. Es imprescindible una mayor flexibilidad en el mercado laboral. La transformación del mercado laboral alemán desde la reunificación, puede ser un ejemplo a analizar.

Desde 1991 la economía alemana ha creado 3 millones de puestos de trabajo. Sin embargo el número de horas se ha reducido en 1967 millones, equivalentes a 1,16 millones de empleos a tiempo completo.

La explicación es sencilla. El empleo a tiempo parcial se ha incrementado desde el 14% en 1992 hasta el 26,8% en 2012. En la primera década del 2000, cuando la economía alemana esta inmersa en una severa crisis del mercado de trabajo, se pusieron en marcha reformas estructurales cuyo objetivo era incentivar la población a encontrar trabajo, imponiendo restricciones al cobro del subsidio por desempleo y a la liberación al trabajo a tiempo parcial, unido a la inexistencia de un salario mínimo. Adicionalmente, se permitió por causas de crisis coyunturales en las empresas, de manera que se pudiese acordar una reducción de la jornada laboral a la vez que se realizaba el consiguiente ajuste. El estado alemán compensaba a los trabajadores por las jornadas que habían dejado de trabajar. 

A diferencia de lo ocurrido aquí, en Alemania se ha incrementado el número de ocupados en 2,6 millones en los últimos años a pesar de la crisis. La reforma laboral germana ha permitido un aumento de trabajadores con empleo, pese a que el número de horas trabajadas se haya reducido. Aunque algunos de estos empleos son de pocas horas y salarios bajos.

Es necesario hacer cambios radicales en el mercado laboral, o seguiremos hablando de millones de desempleados  durante muchos años. Alemania y España tienen economías muy diferentes, pero es necesario aprender de las experiencias exitosas de otros países.

FUENTE: Jesús Sánchez-Quiñones González. 
Directo General de Renta 4 Banco

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Políticas de empleo: Estrategia Española de Activación para el Empleo 2014-2016.


El día 5 de septiembre el Consejo de Ministros aprobó la Estrategia Española de Activación para el Empleo 2014-2016. Esta persigue entre sus objetivos comunes mejorar la empleabilidad de otros colectivos especialmente afectados por el desempleo (desempleados de larga duración, mayores de 55 años y beneficiarios del PREPARA  y la de los jóvenes para cumplir lo previsto por la garantía juvenil. Sus ejes son mejorar la calidad de la formación para el empleo, y la vinculación entre políticas activas y pasivas de empleo e impulsar el emprendimiento.

Se aprobó además el Plan Anual de Política de Empleo para el año 2014. Este recoge el conjunto de iniciativas que se desarrollan para este año desde los servicios de empleo para atender a los trabajadores, procurar su mayor empleabilidad, agilizar la reinserción de aquéllos que han perdido su puesto de trabajo, en definitiva, favorecer la recuperación del empleo, los indicadores que servirán de base para su evaluación en 2015. Es curioso que este se apruebe cuando quedan 4 meses para acabar el año.

En la nueva Estrategia, el modelo la distribución de fondos a las comunidades autónomas se hará en función del cumplimiento de los objetivos. La ministra ha recordado que es un proceso gradual que se inició en 2013 cuando el reparto de fondos se ligaba a un 15% de cumplimiento, en 2014 el porcentaje estaba en 40% y para el 2015 se sitúa ya en el 60%.

Además, se dice que con la Estrategia se refuerzan los mecanismos de fiscalización y justificación del uso efectivo de los fondos por parte de las Comunidades Autónomas, de forma que ya no será suficiente con un mero documento contable que acredite un compromiso de gasto; la Estrategia pretende garantizar que la financiación pública se destina, en tiempo y forma, a las iniciativas de activación para el empleo para las que estaba prevista.

La secretaria de Estado de Empleo, se ha reunido con los interlocutores sociales (CC.OO, UGT, CEOE y CEPYME) para analizar estas medidas de activación para el empleo, e indica que han coincidido en la necesidad de poner en marcha actuaciones vigorosas que contribuyan a intensificar la recuperación y acelerar la creación de empleo estable y de calidad.

¿Servirá esta estrategia para mejorar la empleabilidad en general y la de los jóvenes y  colectivos especialmente afectados por el desempleo (desempleados de larga duración, mayores de 55 años en particular? Desde luego nos gustaría que fuese así.

No hay ninguna mención a los mayores de 45 años, seguimos solicitando medidas para el empleo del Colectivo, son necesarias ayudas a la contratación, además de formación para la inserción laboral. 

Maria Hilda LOPEZ
Junta Directiva Codema45
 

Quienes somos:

CODEMA 45, somos el colectivo de asociaciones de personas desempleadas Mayores de 45 años.

Contactar:

Presidencia
Telefono 688322686

C/Biscaia, 402- local, Barcelona 08027, metro linea 1, parada
Navas

Email: codema45@gmail.com


También en Facebook

Traductor

Con la tecnología de Blogger.