lunes, 16 de septiembre de 2019

Las gestión de la edad en la empresa: Un reto y una oportunidad


El informe Working Better with age de la OCDE “Trabajar mejor con la edad”, señala que el empleo de personas de determinada edad es vital para mantener la prosperidad. La edad promedio de las personas subirá de los actuales 40 a 45 años hacia mediados de la década de 2050. Si sigue la actual tendencia, ese año habrá 58 personas jubiladas cada 100 activas. Actualmente esa relación es de 41 pasivos cada 100 trabajadores.

Gracias a los avances científicos, al alto nivel de la sanidad pública y al desarrollo de las políticas sociales, se vive más tiempo y en mejores condiciones de vida, la población envejece; en los últimos 100 años la esperanza de vida ha aumentado 30 años, especialmente en los países emergentes a causa de su desarrollo económico. En la actualidad, una de cada nueve personas al mundo tiene 60 años o más. En España hay casi el doble de personas de entre 45 y 69 años (14,4 millones) que menores de 20 años (8,2 millones), y casi un millón y medio más que personas de entre 20 y 44 años, según datos recogidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Actualmente la esperanza de vida en España, es de hasta los 86,65 años para mujeres, y de hasta los 82,68 años para hombres, en el 2051 podría ser de 92,3 años para mujeres, y de 89 años para hombres, casi cinco y seis años más que en la actualidad, respectivamente. En 2030, el 30% de la población activa tendrá entre 55 y 64 años.

Hoy, a los 60 años, se tiene la salud que se tenía antes a los 40 y 45, señala Iñaki Ortega, de Deusto Business School, coautor (con Antonio Huertas, presidente de Mapfre) del libro La revolución de las canas. Las cifras que nos da el Monitor Global de Emprendimientos nos cuentan que hay más emprendedores de más de 55 años que de menos de 30", señala Iñaki Ortega. 

No obstante las personas mayores de 45 años han sufrido mucho por la crisis, muchas de  ellas perdieron su empleo. En 2004, España apenas tenía 500.000 personas desempleadas de esta edad, ahora son más de 1,2 millones. Hace quince años, ese colectivo suponía el 20% del total de desempleados; ahora, el 38,8%, según la última Encuesta de Población Activa (EPA). A causa de la grave situación económica la tendencia común en las empresas fue adaptar su estructura de recursos humanos recurriendo a modelos de jubilación anticipada. Así cerca del 30% de las personas trabajadoras de entre los 55 y los 64 años han dejado de trabajar (eurostat 2003).

Según un informe de Fundación Adecco, sobre el desempleo de las personas de más edad la ‘cronificación extrema del desempleo’ se ceba con el colectivo, especialmente en aquellas zonas donde el envejecimiento del conjunto de la población es más acusado. No es sólo cuestión de número, también de discriminación y estereotipos. Frente a posturas como valorar «la experiencia, la madurez, la templanza o la fidelidad», las empresas se retraen porque piensan que estas personas tienen conocimientos obsoletos, menos flexibilidad y capacidad de encajar en las plantillas jóvenes, y además creen que su absentismo será más elevado porque tendrán mayores problemas de salud.

Sobre el  bajo nivel educativo según cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE), más de la mitad de las personas mayores de 55 años (un 54,4% de los hombres y un 56,7% de las mujeres) no tienen la educación secundaria. "Esta población ha abandonado la escuela muy pronto", considera Florentino Felgueroso, de Fedea. El dato positivo es que un 32% tiene estudios técnicos, y que se trata de  una generación muy activa y muy  dispuesta a cambiar y, sobre todo, a aprender. Cuando se le pregunta cómo han cambiado los alumnos en los 20 años que lleva abierta la Universidad Francisco Ynduráin, en Aoiz (Navarra), su director académico, Salva Gutiérrez, es tajante: "No tienen nada que ver", declara. "Son jovencísimos a sus 60 años". Esto ha hecho que cada vez más mayores hayan decidido tomar un curso universitario especializado para ellos. 

Está muy claro que el colectivo de personas mayores de 45 años aporta mucho (experiencia adquirida, compromiso, sacrificio, trabajo duro, paciencia, honor, respeto a la ley y el orden, a las reglas, trabajo en equipo, adaptacion al cambio, etc.), por lo es necesario poner en marcha acciones para que las empresas valoren mas su contribución en el ámbito empresarial, que su edad. 

El aumento de la esperanza y de la calidad, es un triunfo para la humanidad, pero a la vez un desafío para su sociedad y su economía. Junto con el descenso de la natalidad (que parece acompañar inexorablemente al desarrollo económico), la población activa tiende a caer en todas las sociedades desarrolladas.

La  gestión del factor edad  en la empresa tiene que ser abordado con un enfoque positivo e integral. El futuro es ilusionante, hay muchas  oportunidades por delante y muchos sectores por repensar, se trata de un colectivo con alto nivel de experiencia y talento, responsabilidad, es necesario introducir el enfoque intergeneracional, colaborar intercambiar y crear el futuro juntos (jóvenes y mayores). Interesa más lo que se tiene en común y lo que se quiere conseguir. Hacen falta proyectos innovadores, mucha formación,  empoderamiento personal, etc., de manera que los retos de la longevidad sean oportunidades para personas y organizaciones.

Para Laura Rosillo, experta en recursos humanos de Cooldys y colaboradora de UOC Corporate, “Es urgente cambiar la mentalidad que asocia juventud a talento y madurez a deterioro”. Las empresas deben empezar a abordar la gestión de la edad o "Age management": cómo conjugar lo mejor de cada generación y conseguir que equipos compuestos por profesionales de diversas edades se complementen en lugar de competir entre sí. “Es urgente cambiar la mentalidad que asocia juventud a talento y madurez a deterioro". Las empresas deben empezar a abordar la gestión de la edad, cómo conjugar lo mejor de cada generación y conseguir que equipos compuestos por profesionales de diversas edades se complementen en lugar de competir entre sí.

Maria Hilda Lopez Perez
Junta Codema45

Quienes somos:

CODEMA 45, somos el colectivo de asociaciones de personas desempleadas Mayores de 45 años.

Contactar:

Presidencia
Telefono 688322686

C/Biscaia, 402- local, Barcelona 08027, metro linea 1, parada
Navas

Email: codema45@gmail.com


También en Facebook

Traductor

Con la tecnología de Blogger.